El pasado 6 de Abril asistimos al Arduino Day Zaragoza 2018. Pablo nos invitó a JorFru y a mi a dar un taller de Drawdio durante el evento. Junto a nosotros viajaron otros tantos makers madrileños que no quisieron perderse este evento.

Al llegar allí tras un largo viaje nos encontramos unas instalaciones fabulosas y unos organizadores muy majos que nos enseñaron lo que tenían preparado para el día siguiente. Estuvimos compartiendo experiencias y jugando con sus robots de combate de globos, a los que JorFru les puso cámara para poder manejarlos en primera persona. Tras la cena seguimos frikeando nos fuimos a la cama para estar listos para el día siguiente.

Corriendo hacia el coche
Julián y yo corriendo hacia el coche con las provisiones para el viaje

El día siguiente lo comenzamos asistiendo a las charlas de Robots con Patas de Javier Isabel y Robots, gatitos y FPGAs libres donde Julián nos habló de sus robots bioinspirados con osciladores. Siempre es un placer escucharles hablar porque saben transmitir perfectamente la pasión que sienten hacia sus trabajos y hacia los robots en general y enganchar al público. Tras estas charlas hicimos un descanso para visitar algunos stands como los de Akirasan, OPRobots o el de Rubén donde pudimos ver todos sus robots de competición, incluyendo a Pumatrón (que creo que es el robot siguelíneas más rápido que he visto en persona).

Aforo completo
¡La feria estaba a rebosar de gente!

Tras la comida, dimos nuestro taller. La mayoría de los asistentes al taller fueron niños y sobre todo niñas pequeñas, que no tuvieron miedo alguno a la hora de coger el soldador y ponerse a montar sus Drawdios. ¡Ojalá que a muchas de ellas les haya picado el gusanillo maker y continúen investigando y construyendo cosas!

El día acabó con el esperado combate de robots a muerte. Mucha espectación por ver quién ganaría finalmente el torneo y si los perdedores volverían a casa enteros o por partes, y los participantes estuvieron a la altura de las espectativas. Aunque (spoiler alert!) la mayoría volvió a casa en cachitos muy pequeños.

Tras la feria nos fuimos a cenar a un bar cercano, donde pusimos a prueba nuestras habilidades maker secuestrando la tele (la culpa fue de Melendi) y jugando a juegos improvisados con el tragómetro de Nuria.

JorFru y yo con unas cervezas
JorFru y yo con unas cervezas Ámbar

Desde aquí me gustaría agradecer a todos los organizadores del Arduino Day Zaragoza por el curro que se han pegado organizando este pedazo de evento, y sobre todo por invitarnos y por lo bien que cuidaron de nosotros durante nuestra estancia en Zaragoza. Y también a todos los makers que estuvieron por allí haciendo que lo pasáramos genial, ¡sois unos cracks!